Translate

miércoles, 24 de abril de 2013

El dolor agota...



El dolor agota, sí, cansa mucho…da igual si el dolor es físico, mental o emocional… llegará un momento en que te desmayes porque sea tan agudo que supere el umbral de resistencia y tu cuerpo diga basta, hasta aquí…y la ansiedad, la angustia que te asfixia sin aire sin resuello porque te olvidas de respirar, te rescata esos otros dolores que tenías guardados para casos de emergencia en los que la anestesia te impidiese sentir y  comparar y darte cuenta de que a pesar de todo sigues vivo y que el tiempo pasa o eso dice el almanaque…porque para ti todo sigue en el mismo punto de aquel día en que estalló la granada y lo único que resuena en tu memoria es que la culpa fue tuya por querer ir al fondo…fondo…fondo…fondo que esperas tocar pronto para poder empezar a subir, pero que no alcanzas y sigues bajando… bajando… bajando…hasta que algo te haga reaccionar y sin tocar nada firme tus pies se impulsen para que salgas a flote…

Atardecer en la costa norte de Tenerife, Islas Canarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario